El aceite de coco está compuesto en más de un 90% por grasas saturadas, con trazas de ácidos grasos insaturados, tales como ácidos grasos monoinsaturados y ácidos grasos poliinsaturados.

La mayoría de las grasas saturadas en el aceite de coco son triglicéridos de cadena media (TCM). El componente principal (más de 40%) de los TCM es el ácido láurico, seguido de ácido cáprico, ácido caprílico, ácido mirístico y palmítico. El aceite de coco también contiene alrededor de 2% de ácido linoleico (ácidos grasos poliinsaturados) y ácido oleico sobre 6% (ácidos grasos monoinsaturados).

Sin embargo, hay una variedad de aceites que también se puede utilizar para el beneficio de su perro, cada uno con diferentes acciones y beneficios.

La mayor parte de los beneficios del aceite de coco proviene de los TCM. Por ejemplo, el ácido láurico contenido en el aceite de coco tiene propiedades antibacterianas, antivirales y antifúngicas.

El cáprico y ácido caprílico tienen propiedades similares aunque son más conocidos por sus efectos anti-hongos.

Además, los TCM se metabolizan de manera eficiente para proporcionar una fuente inmediata de combustible y energía, mejorar el rendimiento atlético y ayudar a la pérdida de peso.

En los perros, los TCM del aceite de coco mantienen el equilibrio de la tiroides, ayudando a los perros con sobrepeso a perder peso y proporcionando energía a los perros sedentarios.

Según el Dr. Bruce Fife, nutricionista certificado y médico naturista, el aceite de coco eleva ligeramente el metabolismo, proporciona un mayor nivel de energía y vitalidad, protege de las enfermedades y acelera la curación. Como beneficio adicional, el aceite de coco mejora la piel y el pelo de cualquier perro, mejora la digestión y reduce las reacciones alérgicas.

El aceite de coco puede tener múltiples beneficios:

Enfermedades de la piel

  • Alta eficacia en enfermedades de la piel tales como eczema, alergias a las pulgas, dermatitis de contacto, y picazón en la piel
  • Reduce las reacciones alérgicas y mejora la salud de la piel
  • Hace que el manto sea suave y lustroso, también reduce el olor «a perro»
  • Previene y trata infecciones por levaduras y hongos, incluyendo cándida
  • Desinfecta cortes y acelera la curación de heridas
  • Aplicado de forma tópica, acelera la curación de cortes, heridas, abscesos, sequedad de la piel, mordeduras y picaduras

Digestión

  • Mejora la digestión y la absorción de nutrientes
  • Ayuda en la curación de los trastornos digestivos como el síndrome de colon irritable y la colitis
  • Reduce o elimina el mal aliento en los perros
  • Ayuda en la eliminación de las bolas de pelo y tos

Sistema inmunológico, función metabólica, salud ósea

  • Contiene agentes antibacterianos muy potentes, antivirales y anti-hongos que previenen la infección y la enfermedad
  • Regula el equilibrio de la insulina y promueve la función normal de la tiroides
  • Ayuda a prevenir o controlar la diabetes
  • Ayuda a reducir el peso, aumenta la energía
  • Ayuda en la artritis o problemas de ligamentos

La doctora Karen Becker, veterinario naturista, dice que «los triglicéridos de cadena media (TCM) se ha demostrado que mejoran el metabolismo energético del cerebro y ayudan a disminuir la acumulación de proteína amiloide que da lugar a lesiones cerebrales en perros de edad avanzada. El aceite de coco es una fuente rica en TCM. Recomiendo 1/4 de cucharadita por cada 5Kg de peso corporal dos veces al día para cubrir la cantidad diaria recomendada de TCM».

¿Por qué no darle una oportunidad al aceite de coco e introducirlo en la dieta de tu perro? Ofrece muchos beneficios para tu perro y es una fuente más sostenible y menos tóxica que los de los aceites de pescado.

Información adicional

¿Te resultó útil esta publicación?

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación media / 5. Recuento de votos: