Diversas sustancias, llamadas “alergenos“ pueden desencadenar la dermatitis atópica en los perros, desde los alimentos, hasta el polen o los ácaros, el diagnóstico de la dermatitis atópica no es un diagnóstico rápido, se pueden necesitar semanas hasta localizar el alergeno culpable, si se encuentra.

Dermatitis atópica en perros

Se ha probado que existe una clara predisposición genética y algunas razas propensas a padecer dermatitis atópica, algunas son: Boxer, Chihuahua, Shar Pei, Cairn Terrier, West Highland White Terrier, Scottish Terrier, Lhasa Apso, Shih Tzu, Fox Terrier Wire Hair, Dálmata, Pug, Boston Terrier, Labrador Retriever, Cocker Spaniel…

¿Cuáles son los síntomas de la dermatitis atópica?

Los perros con dermatitis atópica suelen sufrir picazón, la cara y los pies pueden aparecer particularmente irritados, la piel aparece enrojecida y húmeda en algunas zonas del cuerpo del perro, en muchas ocasiones el perro presentará lesiones producidas por el mismo al rascarse o morderse para intentar calmar el picazón.

Las orejas también pueden estar inflamadas, las infecciones recurrentes en la piel y/o los oídos son muy comunes en los perros con dermatitis atópica.

¿Por qué los perros pueden desarrollar una dermatitis atópica?

Una combinación de factores predispone a los perros a la dermatitis atópica, tanto su composición genética como el medio ambiente pueden interactuar para permitir que la dermatitis atópica se desarrolle. La causa de su aparición, es más por una reacción inmune inapropiada que por los propios alérgenos.

¿Cómo se trata la dermatitis atópica?

Dermatitis atópica en perros

Evitar el contacto del perro con los posibles alérgenos es lo más eficaz,pero no suele ser práctico , porque muchas veces es imposible controlar la exposición a ellos o simplemente localizarlos.

Dieta hipoalergénica y una dieta de exclusión pueden usarse para descartar una intolerancia o alergia alimentaria, esta técnica diagnóstica requiere paciencia, y puede llevar semanas hasta sospechar de un ingrediente en concreto .

La terapia tópica

Los champús medicados pueden aliviar los síntomas, bañar al perro elimina los alérgenos que se adhieren a la superficie de la piel , las sustancias medicinales también ayudan a reducir el prurito y controlar las infecciones secundarias.
Los baños deben recomendarse una vez a la semana en algunos casos.

El uso de medicamentos antibacterianos y antifúngicos también pueden ser necesarios ya que los perros con dermatitis atópica son propensos a las infecciones bacterianas y por hongos tanto de la piel como de las orejas.

En algunos casos el veterinario administra medicación para controlar los síntomas, el uso puntual de cortisona puede ser necesario, su uso es seguro siempre y cuando no se necesite un tratamiento de larga duración, el uso de cortisona durante un periodo de más de tres meses debería valorarse teniendo en cuenta los posibles efectos secundarios de este medicamento.

¿Te resultó útil esta publicación?

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación media / 5. Recuento de votos: